Desde la niñez, nuestra imaginación, la literatura, el cine, nos predisponen a querer vivir aventuras para el recuerdo.

Pues bien, llevamos ya más de un año de una crisis sanitaria que ha hecho temblar los cimientos del sistema y ha cambiado por completo nuestra normalidad: confinamientos, toques de queda, mascarillas, distancia interpersonal, no abrazar, ¡repito!, no poder abrazar, o lo que es peor, no poder dar si quiera el último adiós a la gente amada.

Hay muchas formas de tomarse esto, está claro que el desánimo y el estrés se asoman en cada esquina pero, ¿y si retomamos la ilusión de aventura? ¿y si volvemos a nuestras heroínas de infancia y comandamos una salida excepcional para todo esto? Y mejor aún ¿y si lo hacemos entre todas?

Desde Madlyn creemos que esa es la opción mas inteligente, durante todo este tiempo no hemos parado ni un solo día, y hemos vivido la misma realidad que el resto. Madlyn lo construyen personas con sus preocupaciones y miedos pero que día tras día escogen su “disfraz invisible de aventureros” y salen con una sonrisa a combartir la adversidad.

Ahora más que nunca creemos en una salida en común y en crear un entorno colaborativo que mejore tu estilo de vida, asumiendo con fuerza los retos de esta odisea.

Nosotras nos tomamos cada apartamento como una fabrica de sueños por cumplir y en la medida de nuestras posibilidades empujamos para que los consigas. En una sociedad cada vez más cargada de ansiedad, peleamos por respirar con fuerza para gritar que “seguimos vivos”. Para que juntos, en una comunidad que se esfuerza por ser diferente, el futuro sea más sostenible y sobre todo más comunicativo.

Comenzamos Madlyn mucho antes de la pandemia y curiosamente estos eran ya nuestros valores: comunidad, sostenibilidad, mejorar nuestra relación con el ecosistema, pues bien cada día las mascarillas, la distancia social etc. nos alejan del covid y nuestros valores nos alejan de la tristeza y el estrés, y cómo no, os los ofrecemos a vosotros también.

En Madlyn encontraras sí una magnifica casa que estrenar, pero también un equipo humano que esta para escucharte, para hacer cosas juntos, para ofrecerte servicios cuando no tengas tiempo, porque la única certeza que tenemos es que, en esta aventura, lo mas importante es disfrutar de tu tiempo.

Cada paseo por la casa de campo o carrera por Madrid rio, cada saludo a tu vecino o sonrisa del frutero o carnicero, cada vez que reciclas o coges la bici, cada vez que eres meticuloso con la distancia de seguridad cuando pasa un anciano y te alejas sonriendo, cada vez que haces eso no solo refuerzas una vida mejor al otro lado del rio, sino que te conviertes nuestra heroína de esta aventura. Gracias madlyneñas.